Jueves, 26 Abril 2018

O Opinión

EL CONCILIADOR: Lo malo, casi no se cuenta, pero cuenta mucho

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por: Miguel Ángel Flores Pluma

Cada vez falta menos para que se aprueben las Leyes de Ingresos y Egresos de la Federación para 2017, con grandes probabilidades que las promulguen conforme al Paquete Económico enviado por el Ejecutivo Federal, es decir, con recortes presupuestales a diversos órganos de gobierno así como a los programas que esos ejecutan, dejando desamparados a sus beneficiarios.

Y como lo mencionaba en mi anterior opinión, resulta ideal que se implemente medidas de austeridad ante nuestra situación económica, pero a su vez, es incongruente que el mismo Gobierno implemente recortes al presupuesto y sea él quien realiza gastos superiores al aprobado. 

Para ello, resulta “común” que el Gobierno sopese sus “necesidades” por medio de endeudamiento, endeudamiento que de acuerdo a Fondo Monetario Internacional, este Gobierno ha adquirido una deuda pública del 42.2% del Producto Interno Bruto, es decir, en números, $7.5 Billones de Pesos, de los cuales se pretende disminuir un 8.7% para 2020.

Por lo cual el Gobierno ha implementado diversos mecanismos para aumentar la recaudación, como lo es, incrementando el número de contribuyentes, implementando medidas coercitivas a los evasores y deudores de impuestos, a tal grado que el Gobierno Federal a través del SAT han dejado de condonar créditos inferiores a $10 mil pesos.

Dichos créditos, con anterioridad eran condonados, en razón de que resulta más caro para el Gobierno ejecutar todos los mecanismos de cobro; porque para recuperar de un crédito fiscal el Gobierno erogaba entre $120 mil y $300 mil pesos, pero ahora, Hacienda, ha echado mano dura y no se tentara el corazón para cobrar aquellas deudas que sean inferiores a $10 mil pesos. 

Resulta bien, las medidas que toma el Gobierno Federal para elevar la recaudación fiscal, no debiendo ser complaciente en estos tiempos, donde la situación económica del país se encuentra en picada y para amenizar tales estragos se necesitara de mucho, muchísimo dinero.

Lo malo de todo esto, que no se cuenta, pero contará mucho, es que varios de estos contribuyentes, no deben porque quieren (quiero pensar eso) si no porque en primer lugar, desconocen sus obligaciones con el SAT, además, no cuentan con la capacidad económica para pagar su deuda a Hacienda, pues generalmente son los que viven al día con los ingresos que lleguen a generar.

Esto tendrá como consecuencia, que incremente su deuda, porque para pagar a Hacienda, tendrán que solicitar un préstamo, en caso que se lo autoricen, o la probabilidad de que pierdan su negocio, vayan a la cárcel o peor aún pierdan todo su patrimonio, no porque el Gobierno así lo quiera, si no, porque la mayoría de esos contribuyentes desconocen las consecuencias de deberle a Hacienda. 

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala