Domingo, 09 Agosto 2020

C Cinematógrafo 04

Un poco de cine chileno que podemos ver en casa

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El cine no ha dejado de ser un instrumento importante para mantenernos entretenidos en casa, mientras nos encontramos resguardados, el momento lo exige y para apoyar a esta labor, le traigo recomendaciones de otra cinematografía latinoamericana. El día de hoy quiero hablarle del séptimo arte chileno y de sus realizadores y actores más destacados.

En este espacio, hemos hecho una revisión de cintas y personajes representativos de Sudamérica. Ya hablamos de Brasil, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay y Argentina, para dar paso a Chile y seguir explorando posteriormente otras latitudes del cine latinoamericano.  

De acuerdo con Paula Bell, dos momentos marcan el inicio del cine “Existen dos hechos que marcan el inicio del cine chileno, “el primero, el 27 de julio del año 1900 (…), ‘la exhibición de Carreras de Caballos en Viña del Mar’ en el Salón Olimpo de Santiago y, el segundo – y más mencionado como el primer momento del cine nacional– (…) el 26 de mayo de 1902 cuando por primera vez artistas chilenos retrataron la realidad del país exhibiendo, en el teatro Odeón de Valparaíso, ‘Ejercicio General de Bombas’, dirigido ( o más bien filmado por el camarógrafo de la empresa estadounidense American Biograph) por Eduardo Howley. 

Así inicia la historia de la industria fílmica en Chile, avanzando con el tiempo, de acuerdo con las circunstancias. De toda la gama de directores y cintas realizadas en más de siglo y cuarto, quiero destacar a dos directores, conocidos por sus relevantes trabajos en todo el mundo, me refiero a Miguel Littín y Alejandro Amenábar.

Sin duda, uno de los grandes momentos en la carrera de Littín fue la cinta “El Chacal de Nahueltoro” (1969), producida por la Universidad de Chile. El filme narra las atrocidades comeditas por José del Carmen Valenzuela Torres, un campesino multihomicida quien en 1960 le quitó la vida a su pareja y los cinco hijos de ésta. 

El largometraje, protagonizado por ‎Nelson Villagra y ‎Shenda Román‎, narra de manera detallada diversos momentos críticos que pudieron llevar al Chacal a cometer ese acto. La descripción del asesino y su entorno, son piezas clave en el relato visual del director y permiten al espectador adentrarse aún más en la cabeza y el mundo del asesino. Indudablemente una cinta recomendable para verla en casa.

Por otro lado, está el cine de Alejandro Amenábar, un director más popular que Littín por sus premios Goya y Oscar y el reconocimiento internacional que estos galardones le otorgan a los cineastas. 

De Amenábar le quiero recomendar “Mar Adentro” (2004), el filme que le valió los reconocimientos antes mencionados, por narrar la historia de Ramón Sanpedro, un escritor y marino que en su juventud sufre un accidente que lo deja tetrapléjico y atado a una cama por 30 años, hasta que decide morir por la aplicación de la eutanasia y lucha para conseguirlo. 

Esta coproducción de España-Italia-Francia, fue protagonizada por Javier Bardem y Belén Rueda y está basada en una historia real, que por cierto tiene ese sello de crudeza impuesto por Bardem en su notable interpretación. Otra recomendación necesaria.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o sígame en mis redes sociales “CinematografoCeroCuatro” en Facebook, “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter y “Cinematógrafo 04” en Spotify.

  

 

 

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala