Sábado, 19 Agosto 2017

D Desarrollo Humano

Desarrollo Humano: Un invierno

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

“Y cuando el viento frío del invierno, traigan consigo el sonido lúgubre de la soledad,  para la cual tal vez no hubo tiempo de prepararse, pues la algarabía de la primavera parecía ser eterna, la variedad de sabores y majestuosas viandas del verano impidieron notar que caían las primeras hojas del otoño, ya que en ese momento parecía  haber cosas más importantes en que ocuparse, olvidando que en cuestión de sentimientos  e inversiones humanas de vida, también es vital  disponer  el tiempo necesario, para disfrutar el invierno con un buen tazón de sopa (logros), el calor de una buena fogata (calor humano de familia) y el aroma de una taza de café (satisfacciónpropia)”; Anastasio Díaz Meléndez.

Buen día, es fundamental otorgar o disponer el tiempo necesario para realizar “inversiones de vida”, invertir en aquello que tal vez algunas personas resten valor porque es algo que no ven de manera directa ni como ingresos económicos en sus cuentas bancarias sin embargo son tan importantes al paso del tiempo y ello no significa “llenarse de amigos”, de fama o populismo, no; ello va más allá.

Algunas personas llegan a considerar que tener muchas amistades, es “inversión de vida”, en realidad ello no garantiza que de verdad sean personas en quien podamos confiar situaciones importantes de nuestra vida pues el hecho de que mucha gente nos salude o conozca no garantiza que verdaderamente les importe apoyarnos en momentos de necesidades humanas diversas, por tanto es verdad que en muchos casos requerimos el reconocimiento o aceptación de nuestros logros, trabajo o actitudes ante los demás, sin embargo la mejor aceptación, satisfacción o reconocimiento será el que de manera honesta y realista nos otorguemos a nosotros mismos.

Al avanzar por la vida, es de todos sabido que conocemos (o, conocerás si aún eres muy jovencito), a muchas personas, cada cual con  características propias, capacidades y talentos individuales, de las cuales podemos aprender a cada instante cosas que pueden enriquecer nuestra vida, adaptar algo de ello a nuestro ser y lo más importante responsabilizarnos de lo que hagamos propio, en muchos casos he escuchado decir que alguien es “malo, porque se junta con fulano de tal”, que se metió en problemas “porque él o ella no era así, pero desde que se junta con… así se ha vuelto”, algo completamente equivocado, pues cada quien decide y tendrá las consecuencias de lo que haga con responsabilidad  propia, aquella frase que dice: “ el mundo puede ser como lo deseé, el mundo no está mal, yo mismo seré responsable si realizo actos no asertivos por hacer caso o cosas que otros realicen o provoquen”.

Así es, como seres humanos tenemos la capacidad y derecho humano de realizar cuanto deseemos, así mismo de responsabilizarnos por nuestros actos u omisiones, tenemos el derecho y capacidad de ser felices e ir en busca de realización plena, de ir en busca de un buen invierno “al calor de la fogata”, o dejar pasar la vida en cosas banales que a largo plazo nos deje vulnerables “ante el frio invierno”.

Apreciado lector, recuerde que cada instante de vida es el mejor momento para fomentar su propio desarrollo humano, que es verdad que en algunos casos no hemos sido tan asertivos y que pareciera que los errores no tienen para cuando terminar de pagarse, pues en realidad si tienen plazo de desadeudo y ese plazo lo determina usted mism@, cuando, realice “introspecciones”, cuando tome el tiempo adecuado y lejos de debilitarse con autorreproches, condolencias, limitantes u otras acciones dañinas para su ser interior, lejos de ello; ¡decida vivir y ejercer calidad de vida a su entorno!.

“El otoño”, está muy cerca de algunos de nosotros, pero ese otoño no solo lo marca la edad cronológica, lo determina también nuestro estado mental, aquel que usted decida tener, hay quienes aún en la vejez comparten una primavera radiante y esa es actitud de vida, usted es un ser de luz, aquel que capaz de transmitir vida en su andar y deseos de superación constante, ejerza esa capacidad y comparta estilos de vida que lleven a otras personas a seguir sus pasos, lo más importante: hágalo porque sea su forma de vida, no espere impresionar a nadie porque entonces muchas veces no funciona así.

Deseo tenga excelentes días y que cada momento de su vida sea para crecer y avanzar en su andar diario.

 

Soy Anastasio Díaz Meléndez,” promotor del desarrollo y potencial humano”; hasta la próxima semana.

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala