Lunes, 24 Julio 2017

E El baúl del recuerdo

"El Origen de las mañanitas"

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 


Hoy el Baúl de los recuerdos se abre para comentar que inevitablemente a todos los seres humanos, en alguna etapa de nuestra vida, nos han dedicado dos melodías: Una de ellas son las mañanitas en nuestro cumpleaños u onomástico y las golondrinas cuando salimos del kínder, de la primaria, la secundaria, del bachiller, de la universidad  y en el día en que ya no las podemos leer estas líneas  y mucho menos escucharlas. Pero, alguna ocasión se ha preguntado ¿Por qué es así? ¿Quién las inventó y desde cuando existe esta costumbre? ¿Desde cuándo se cantan las mañanitas en esas ocasiones? ¿De dónde viene esa costumbre? Bien, esta ocasión trataré de darle algunos datos acerca del origen de las mañanitas.

En principio les comento que las mañanitas son utilizadas en México y en muchos países del continente americano para felicitar a las personas, puede decirse que no es una canción propiamente, sino un estilo o género musical un tanto ambiguo, así como la Malagueña o el Cielito lindo de los que podemos encontrar tantas versiones o canciones, a través del tiempo,  que llevan el mismo nombre y que estructuralmente se parecen mucho.


Contrario a lo que puede pensarse, las mañanitas no son de origen mexicano; algunos dicen que son de origen sefardí y otros que de tradición romana. En realidad, es una verdadera reliquia musical  de la cual,  se desconoce, bien a bien, quien fue su autor. Prueba de su origen extranjero, es el segundo verso que dice “que cantaba el rey David”. El Rey David era conocido como el dulce cantor de salmos de Israel. Además, era una importante figura dentro de las religiones judeo cristianas y segundo rey de Israel. Fue conocido por su gusto y genialidad por la música y la poesía.


Por otra parte,  en los años cuarenta la letra de las mañanitas fue atribuida al compositor Manuel M. Ponce y en consecuencia eran consideradas de origen mexicano. Lo mismo ocurre con la canción del “Cielito lindo” que al analizar la letra en alguna parte habla de la “Sierra morena”. En toda la orografía mexicana no existe definitivamente  sierra morena.


Así es que lo más probable, es que alguna versión  de las mañanitas, fue traída de España, entre los siglos XVI y XVII por los frailes evangelizadores, quienes utilizaron la música como un poderoso instrumento para la propagación de la doctrina cristiana. Junto con la espada y la cruz, los españoles trajeron canciones litúrgicas, oraciones, responsorios; alabanzas a Cristo y a la Virgen; misterios del rosario; jaculatorias y letanías; villancicos, coplas y aguinaldos de navidad; posadas y madrigales. Asimismo trajeron albadas y salutaciones, que se considera es el género de donde provienen las mañanitas.


Poco a poco, el género de las mañanitas traspasó eventualidades y se conservó en la memoria colectiva, a tal grado que sin proponérselo salieron  del ámbito religioso para convertirse en un canto de pequeña dimensión que gradualmente fue llevado al terreno popular, donde encontraron su verdadero valor tradicional.


Fue hasta principios del siglo XIX, en los albores de la nación independiente, cuando propiamente se puede decir que comenzó a aparecer la canción mexicana, en consecuencia las mañanitas comenzaron a figurar como parte de la tradición del nuevo país.


A principios del siglo XX, con el despertar del sentimiento mexicano  y la búsqueda del  arraigo de la nacionalidad proliferaron varias versiones de las mañanitas, convirtiéndose entonces en una canción tradicional mexicana y en consecuencia en un verdadero tesoro. Sin embargo, de este ejercicio surgieron una gran cantidad de versiones que van de lo sublima a lo ridículo, cada quien le hecho de su ronco pecho, no siempre con los mejores resultados, para muestra un botón: en algún tiempo tenían una estrofa que decía “Levántate mamacita/ Que ya tu amante llegó/ Ya cantan los pajaritos/ Ya la luna se metió. Es así que a mediados del siglo XX, en medio de los esfuerzos para hallar elementos autóctonos y nacionalistas en la música, aparecen las mañanitas como parte del incipiente repertorio de canciones románticas y sentimentales mexicanas.
Es en este periodo cuando se consagra una versión de las mañanitas, en letra y música, que es la que seguimos cantando en nuestro país hasta nuestros días. Además pronto aparecieron los regionalismos y con ello las mañanitas tapatías, michoacanas; con mariachi, rancheras, etc. pero siempre respetando la letra actual.


DE esta manera las mañanitas son una verdadera reliquia que encontró asiento en la tradición popular mexicana. En contraste, en el sur de España, de donde es originario el género, se perdió el legado. Pese a ello, en naciones americanas como Guatemala, Colombia, Bolivia y Chile conservan la costumbre de entonar las mañanitas cuando alguien cumple años o celebra su onomástico y se entonan con tremendo fervor.


Incluso la Real Academia Española define a “las mañanitas” como “una composición musical mexicana, en compás de tres por cuatro que se le canta a alguien, generalmente a una mujer, con ocasión de su cumpleaños”.


Sefardí.- judío que habitaba en España en la edad media.
Bibliografía: Relatos e historias pag. 84,85,86,87
Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala