Jueves, 17 Enero 2019

E El baúl del recuerdo

Los niños héroes: mito y realidad

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hoy el Baúl de los recuerdos se abre para comentar que se  conocen como Niños Héroes a un grupo de cadetes mexicanos que murieron en la Batalla de Chapultepec los días 12 y 13 de septiembre de 1847 durante la guerra México-Estados Unidos. De este grupo, la historia oficial, deformó en distintas etapas con fines nacionalistas los hechos, para destacar sólo cinco eran estudiantes y uno era recién graduado del Colegio Militar.

En septiembre de 1847 varios grupos del ejército del Norte que se había retirado bajo las órdenes de Antonio López de Santa Anna se fortificaron en los alrededores del bosque y el cerro de Chapultepec, el ejército estadounidense mientras tanto tomó al palacio del Ex Arzobispado en Tacubaya como base de operaciones y llevó a cabo parte del proceso marcial contra los integrantes del Batallón de San Patricio, avanzaron y tomaron la casamata  ubicada al poniente del bosque el día 11, el día 12 bombardearon el Castillo de Chapultepec y otras posiciones en el Bosque y el día 13 se dio el asalto por la infantería estadounidense del castillo por el sur y el poniente del cerro, al cual tomaron por la tarde

Como las instalaciones del Colegio Militar servirían de cuartel general, se mandó desalojar a los cadetes que en sus diferentes grupos tenían edades comprendidas entre los 13 y 19 años aproximadamente; muchos obedecieron, otros fueron llevados por sus familias y sólo 46 cadetes solicitaron quedarse para defender su plantel, a este grupo se unieron varios cadetes recientemente graduados, los cuales aún no recibían una asignación en el Ejército Nacional, además de 19 miembros de la administración del plantel desde el director, instructores, maestros y el despensero del plantel militar.

Es hasta el día 15 de septiembre, cuando ya tomada de forma pacífica la Ciudad de México que el ejército estadounidense empieza a buscar a los heridos tirados en el campo de batalla, reúne los cuerpos de sus muertos, y permite lo mismo a civiles y prisioneros de guerra mexicanos quienes usan las trincheras como tumbas comunes ya que muchos de los combatientes estaban lejos de su lugar de origen, en el caso de los EE. UU. entierra a sus muertos en un terreno ubicado en las esquinas de Circuito Interior y Calzada de Tacuba, que es declarado como un parque memorial por el gobierno estadounidense, hoy en día forma parte de la embajada de los Estados Unidos por lo que jurídicamente es suelo estadounidense. Los mexicanos por su parte entierran en varios lugares a los muertos.

CADETES MUERTOS

Aunque hubo solo 5 cadetes muertos, además de otros heridos y prisioneros, se reconoció a 6 ya que el teniente Agustín Melgar al momento de la batalla su graduación era reciente y aun no tenía plaza asignada en el ejército nacional.

Por lo que la lista está integrada por AGUSTÍN MELGAR, FERNANDO MONTES DE OCA, FRANCISCO MÁRQUEZ, JUAN DE LA BARRERA, JUAN ESCUTIA Y VICENTE SUÁREZ.

LOS MITOS DE LOS NIÑOS HÉROES

El mito más extendido es el considerarlos niños ya que la mayoría estaba en lo que modernamente consideramos adolescencia y temprana adultez, además de que para la época era frecuente que a los 15 años los varones se casaran y formaran una familia propia.

El segundo es el mito del suicidio del cadete Juan de la Barrera o Juan Escutia, según sea la fuente que se consulte aunque es más popular el segundo y que en parte da pie para no creerse verídico el relato, que envuelto en la bandera nacional que ondeaba en lo alto del Colegio Militar para evitar que cayera en manos de los estadounidenses; la verdad es que esa bandera fue tomada y al parecer es aún un trofeo de guerra que se encuentra en la Academia Militar de West Point en los Estados Unidos, aunque en 1952, con motivo de la inauguración del Altar a la Patria, fueron devueltas a México varias banderas mexicanas tomadas durante la guerra de 1847 y en especial el día 13 de septiembre.

Al parecer la historia del suicidio nació durante la ceremonia de conmemoración de 1878 cuando Manuel Raz Guzmán en un poema épico en la conmemoración de la Batalla del Molino del Rey, narró en forma poética como Agustín Melgar ( y no Juan Escutia o Juan de la Barrera).

…pero tú, Melgar …rodeado de enemigos les disparas tu arma, y no teniendo esperanza, antes que rendirte te envuelves en el pabellón nacional y presentas tu pecho juvenil a las balas del invasor…

Nunca mencionó que se había arrojado y menos que lo hubiera hecho envuelto en la bandera, fue una forma de decir que estaba abrigado y abrigando a la nación, la forma fue gratamente recibida por el público y se fue desarrollando hasta quedar casi como la realidad del hecho, sobre todo por el trabajo de José Peón y Contreras.[]

 1.-Despensero era un Superintendente del gobierno económico de la Casa Real y subordinado al Mayordomo mayor

2.-Casamata.- Es el nombre que recibe cualquier construcción de tipo sólido destinada a albergar algún tipo de arma defensiva.

3.-Hornabeque.-Fotificación exterior que se compone de dos medios.

 BIBLIOGRAFÍA:

Historia de los Niños Héroes, Autor: José Manuel Villalpando.

Comentarios y sugerencias: jemoralesm1990@hotmail.com

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala