Domingo, 13 Junio 2021

La nueva reforma energética: el reto político, económico y social de México

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 Información: José Andrés Pérez

 

Para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad CFE y a PEMEX en febrero de 2020, el gobierno federal lanzó la iniciativa para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, la cual al ponerse en operación, puede comprometer la competitividad de la industria nacional, la pérdida de inversión extranjera directa y las relaciones internacionales con diversos países, al contravenir los acuerdos sobre cuidado del medio ambiente, d ellos que México forma parte.

En el año 2013 el gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto, consiguió en el sector energético de México, lo que durante 75 años era algo más que imposible de imaginar. Logró aprobar una Reforma Energética sin precedentes, y con ello, no solo logró el reconocimiento y el aplauso internacional, sino que colocó a México en la antesala del desarrollo sustentable. 

Desafortunadamente al concluir el sexenio Peñista, la evaluación de la Reforma no tuvo el éxito esperado. Las promesas no se cumplieron, las metas no se alcanzaron y el ánimo empresarial mexicano se desvaneció, dejando en claro, que se había tratado solamente de otro programa sexenal.   

En esta coyuntura de “fracaso”, la actual administración federal encabezada por Andrés Manuel López Obrador, presentó una nueva iniciativa, para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, la cual ya fue aprobada por el Senado. Su propósito principal, de acuerdo a lo expresado por el presidente del México, es: Fortalecer a PEMEX y a la CFE, debido a que estaban siendo destruidas por las empresas particulares nacionales y extranjeras, dedicadas a la producción de energías baratas, como es el caso de las energías limpias.

Como mexicanos estamos obligados a conocer las implicaciones económicas, políticas y sociales, que tendría para el país su inminente puesta en macha en el corto plazo.  

A continuación presento algunas reflexiones al respeto:

Producción de energía contaminante. La nueva Ley, elimina el mecanismo actual del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), que consiste en despachar primero las energías más baratas, provenientes de fuentes eólicas y solares, producidas en plantas actualmente concesionadas a empresas nacionales y extranjeras, para privilegiar el despacho de energía producida por la CFE, quien la genera a base de combustóleo y carbón. Estas fuentes no renovables, son las responsables de las emisiones de gases de tipo invernadero, los cuales están relacionados con el cambio climático, la pérdida de la capa de ozono, así como de otros problemas ambientales que preocupan al mundo. México, antes de esta iniciativa de Reforma, estaba comprometido a combatirlos, gracias a su participación en diferentes foros internacionales medioambientalistas. 

Producción de energía cara. La energía producida a partir de fuentes no renovables, es más cara que la producida a partir de fuentes renovables, lo cual indudablemente traerá asociado de manera paralela, diferentes problemas macroeconómicos como: el incremento de precio de la energía eléctrica, el encarecimiento de productos y de servicios, una inminente inflación, la salida del país de inversión extranjera, además de la pérdida de competitividad de los productos mexicanos de exportación, entre otros.     

Pérdida de inversión extranjera. Las empresas internacionales productoras de energías limpias instaladas en México, que generan miles de empleos, seguramente abandonarán el país, al dejar de ser atractiva su permanencia en el país, toda vez, que las energías que producen, a pesar de no ser contaminantes y muy baratas, dejarán de ser prioritarias para el país. Con su salida se perderán miles de empleos.   

Fractura de la relación trilateral México-Canadá-Estados Unido. El 1 de julio del 2020 entró en vigor el Tratado de Libre Comercio entre México, Canadá y Estados Unidos, mejor conocido como T-MEC. Entre sus novedades, este tratado incorpora un capítulo específico sobre Medio Ambiente, en donde los tres países firmantes, se comprometen a implementar estrategias para su cuidado y conservación. Sin duda alguna, el incumplimiento de México a este capítulo, provocará sanciones por parte de sus dos socios comerciales, las cuales pueden ser: de tipo arancelario o en el peor de los escenarios, la cancelación del T-MEC, lo cual traería consigo, devastadoras consecuencias económicas y sociales para México, considerando la dependencia comercial que tiene México con los Estados Unidos, país al que se dirige más del 80% de sus exportaciones de productos. 

Con esta reforma quizá la viabilidad financiera de la CFE y de PEMEX se rescatará en el largo plazo, pero para el país en lo general, significará un retroceso en cuento a desarrollo económico, social, ambiental, de competitividad empresarial y de liderazgo a nivel internacional.   

 

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala