Viernes, 30 Septiembre 2022

O Opinión

El efecto macroeconómico y social de las remesas de migrantes mexicanos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

José Andrés Pérez

Las remesas de migrantes mexicanos enviadas a sus familias, han crecido considerablemente en la última década. Este crecimiento ha sido de manera proporcional a cómo lo ha hecho la migración, por lo que su impacto en la economía nacional y en el desarrollo social, son dimensiones que deben ser analizadas para evaluar la luz y la sombra, en las que han envuelto a México durante décadas.

Desde el punto de vista de “luz”, las remesas de extranjeros son uno de los principales ingresos de la economía y en muchos casos, también el sustento único de muchas familias de connacionales. 

La parte de “sombra”, es el abandono de la tierra de la fuerza laboral de mexicanos en edad productiva hacia otros países, principalmente los Estados Unidos, con lo cual el sector agrícola y otros considerados como estratégicos para la economía y el desarrollo social, pierden la oportunidad de crecer, debido a que la mano de obra ha abandonado sus predios y negocios familiares, en busca de mejores oportunidades y condiciones de vida en el extranjero.

De acuerdo al Consejo Nacional de Población CONAPO, México encabeza los países latinoamericanos exportadores de inmigrantes legales e indocumentados hacia los Estados Unidos; por otra parte, BANXICO reporta que, en el año de 2020, fuimos la tercera nación que más recibió remesas en el mundo, solamente superado por China y por India.    

Desde el punto de vista macroeconómico, las remesas de migrantes tienen un impacto muy importante en la economía nacional. Tan solo en el año 2020, éstas alcanzaron un máximo histórico, equivalente a 39,500 millones de dólares, a pesar de los estragos ocasionados por el COVID-19 (BBVA México). Se espera que en 2021 continúen creciendo, gracias en gran medida, a la recuperación económica de los Estados Unidos, una vez superada la crisis financiera relacionada con la pandemia.    

Las remesas familiares junto con el comercio de bienes y servicios, forman parte de la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos, por lo que contribuyen de manera significativa a la estabilidad económica y financiera del país. Prueba de ello es que, en el año 2020, representaron el 3.8% del PIB nacional. (BBVA México). 

Así mismo, en 2020 la Cuenta Corriente tuvo su mayor superávit en los últimos 40 años, equivalente a un 2.4% del PIB, gracias al aumento de las remesas y a la caída de las importaciones, las cuales se vieron afectadas, como consecuencia de la crisis sanitaria arriba mencionada. (Banco de México)

En el ámbito social en el año referido, las remesas impactaron de la siguiente manera: el 40% del monto total de los más de 39,000 millones de dólares, tuvo como destino un hogar cuyo jefe de familia era una mujer; el 50% de los beneficiarios no tenían terminada la primeria y casi la mitad de ellos, vivían en el campo y eran parte de los grupos vulnerables del país. (BANXICO y CONAPO)   

Desafortunadamente, las remesas tienen dos aristas muy importantes que deben analizarse para que el gobierno genere estrategias de solución: por una parte contribuyen al crecimiento económico y social del país, pero por la otra, son la imagen del fracaso de los programas sociales. En gran medida, también son responsables del estancamiento del desarrollo rural y de la desintegración de mucho familiar, cuyos jefes, hijos mayores y menores de edad, se han visto en la necesidad de buscar mejores horizontes.

En este sentido, ¡México, tienes mucho que hacer como país!... Es impostergable buscar un equilibrio entre la entrada de divisas y la salida de mano de obra. Solo de esa forma, el país alcanzará un crecimiento sostenible en las próximas décadas. 

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala