Viernes, 30 Septiembre 2022

O Opinión

El Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México TLCUEM: una oportunidad para diversificar las exportaciones mexicanas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Información: José Andrés Pérez 

En el año 2000 entró en vigor el Tratado de Libre Comercio suscrito por México y la Unión Europea UE, el cual -hoy en día- vincula comercialmente a nuestro país con 27 naciones del viejo continente.

En la actualidad la UE es el tercer socio comercial de México, y la segunda fuente de inversión extranjera directa IED. Tan solo en el año 2019, México exportó a esa región 25, 000 millones de dólares y recibió inversiones por un monto aproximado de 180,000 millones de dólares. (Secretaría de Economía SE).

A pesar de que en esta zona de libre comercio, se encuentran economías tan poderosas como la francesa y la alemana, y un país como España, cuya población comparte con la mexicana no solamente el idioma sino también, aspectos culturales y sociales, el TLCUEM en sus 24 años de vigencia, solamente ha crecido en términos comerciales 4 veces (148%) y representa alrededor del 5% del valor de las exportaciones totales de México hacia el mundo.(SE) 

Este último dato indica claramente, que el gobierno federal debe implementar estrategias para promover las exportaciones mexicanas hacia los países miembros de esta zona de libre comercio y de esa forma, aprovechar su poderío económico y el aprecio que existe entre ellos por los productos mexicanos.  

En virtud de los cambios acelerados que impone la globalización mundial, en el año 2017 empezaron las negociaciones entre la parte mexicana y su contraparte europea para modernizar el Tratado, con el propósito de adecuarlo a los cambios en la economía mundial, a las transformaciones tecnológicas que imperan en el mundo de los negocios y a las necesidades comerciales que demandan los países en la actualidad.

Como resultado de casi 4 años de negociaciones, en mes de abril de 2020 se concluyó el nuevo documento, el cual guiará las relaciones comerciales entre nuestro país y la UE por los siguientes años. 

A decir de los expertos, se negoció un Tratado más amplio, más fuerte y más moderno que su antecesor, lo cual lo hace viable para fomentar e incrementar las relaciones comerciales y de inversión entre los países firmantes.

Para cumplir con los objetivos de modernización, ambas partes negociadoras acordaron eliminar aranceles, para brindar un mayor acceso a las importaciones y exportaciones de productos de los sectores agroalimentario y pesquero, gracias a lo cual, productos mexicanos como el plátano, la miel, las fresas, el atún y el jugo de naranja, entre otros, podrán entrar a la UE sin pagar arancel. Por su parte, México acordó desgravar ciertos productos originarios de la UE, como los embutidos, los quesos, el chocolate y las pastas alimenticias, con el propósito de incrementar su competitividad en el mercado doméstico.  

En el mismo sentido, también se simplificarán los procedimientos aduaneros para facilitar las exportaciones e importaciones, entre lo que destaca, substituir el certificado de origen EUR-1 por una declaración en factura, cuando la exportación tenga un valor inferior a 6000 euros. 

Por otro lado, será ilegal vender en México imitaciones de determinados productos alimenticios y bebidas que cuenten con denominación de origen, lo cual protegerá a más de 300 especialidades culinarias y bebidas de origen europeos, contra las imitaciones hechas en México; como es el caso del jamón de Parma, el champagne francés o el wiski irlandés. En reciprocidad, la UE protegerá el nombre de marcas mexicanas, así como de productos emblemáticos nacionales (tequila, mezcal, etc.), además del reconocimiento de las artesanías mexicanas tradicionales. En este contexto de modernización del Tratado, se agregaron nuevos capítulos de importancia para impulsar las exportaciones mexicanas hacia la Unión Europea: El Capítulo Pymes, el Capítulo Comercio Digital, el Capítulo Comercio y el Capítulo de Desarrollo Sustentable.    

Este nuevo TLCUEM le abre a México una nueva oportunidad para incrementar sus exportaciones hacia mercados, que a pesar de apreciar la calidad de los productos nacionales, no han sido del todo explorados, con lo cual, los empresarios mexicanos pierden una magnífica oportunidad para diversificar el comercio internacional, para que el país no dependiera del mercado de Norte América -principalmente a Estados Unidos -, el cual hoy en día, es el destino de aproximadamente el 85% de nuestras exportaciones.       

 

          

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala