Viernes, 30 Septiembre 2022

O Opinión

La declaración en factura en el contexto del T-MEC; instrumento que substituye al certificado de origen de las mercancías del TLCAN

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

José Andrés Pérez

 

El 1 de julio del 2020, entró en vigor el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, mejor conocido como T-MEC -por sus siglas en español.  El T-MEC tiene como uno de sus objetivos principales, que los 3 países firmantes, brinden de manera recíproca, preferencias arancelarias a las mercancías originarias importadas a sus territorios, lo cual resulta en una ventaja competitiva muy importante en el precio, gracias a la reducción o eliminación del arancel, que deberían pagar -en caso de no existir este tratado- al momento de ser despachadas en la aduana del país de destino o importador.  

Para que un país aplique un “Arancel Preferencial” a una mercancía importada, que provenga de un país socio con el que México tenga firmado un Tratado de Libre Comercio TLC, ésta debe amparase por un documento conocido como “Certificado de Origen”; documento en el que el exportador, certifica que el bien es originario de su país, debido a que cumple con la Regla de Origen establecida en alguno de los 13, TLC que nuestro país ha firmado alrededor del mundo.  

Gracias a la modernización administrativa y operativa del T-MEC,  y con el propósito de hacer más ágil el proceso de exportación y de importación entre los tres países, a partir de su entrada en vigor, el Certificado de Origen aprobado en 1994,   desapareció  como el requisito indispensable  para dar origen a las mercancías, substituyéndose por un documento equivalente, conocido como   “Declaración en Factura”, que cumple con el mismo objetivo del documento que lo antecedió: certificar el origen de las mercancías mexicana, canadiense y norteamericana, para que éstas, puedan gozar de una preferencia arancelaria. Al mismo tiempo, también cumple la función de simplificar el trámite para el exportador que lo emite, además de hacer más eficientes y ágiles las operaciones aduaneras.   

Esta Declaración puede cubrir un solo embarque de una mercancía, o múltiples embarques de mercancías idénticas, enviadas al mismo importador, dentro de un periodo que no exceda a 12 meses después de su expedición. 

Algunas ventajas que tiene este documento para el exportador son la auto certificación del origen, debido a que quien la llena, no tiene que acudir ante la autoridad -en México a la Secretaría de Economía SE-  para que valide el cumplimiento de la Regla de Origen, de la mercancía que se va a exportar, no se requiere tramitar ante la autoridad competente el registro de “Producto Elegible” y de “Exportador Autorizado”, como sucede en otros TLC, de los que México forma parte, y que también han substituido el Certificado de Origen por la Declaración en Factura, no es necesario tramitarlo en la VUCEM.

Sin lugar a dudas, esta propuesta del  T_MEC, agiliza los trámites administrativos relacionados con  las exportaciones e importaciones,  lo cual favorecerá para que el comercio entre los tres países se incremente, además de coadyuvar a consolidar a la región, como la más dinámica y de mayor crecimiento económico en el mundo.          

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala